II concurso de postres Ningún Niño Sin Sonrisa

Ningún Niño Sin Sonrisa - II concurso de respostería

Más info: click

Anuncios

¿Ya sabes como trabaja Ningún Niño Sin Sonrisa?

Pásate por nuestro pintacaras el próximo sábado 22

Ningún Niño Sin Sonrisa - Día del libro - Ideotur

Por si no te has enterado, tenemos nuevo look, es obra de @richloker – www.graffitiestudios.com

Increíble lo que puede hacer este chico en un sólo día. Os dejamos su web por si os interesa contactar, merece la pena.

Ningún Niño Sin Sonrisa - @richloker - graffitiestudios Ningún Niño Sin Sonrisa - @richloker - graffitiestudios Ningún Niño Sin Sonrisa - @richloker - graffitiestudios

Próximos eventos NNSS

Ningún Niño Sin Sonrisa - próximos eventos 2017

Jueves Santo

Imagen relacionada

-JUEVES SANTO:

La Última Cena: “Mientras comían, Jesús tomó en sus manos el pan y, habiendo dado gracias a Dios, lo partió y se lo dio a los discípulos diciendo: -Tomen y coman, esto es mi cuerpo.

Luego tomó en sus manos una copa y, habiendo dado gracias a Dios, se la pasó a ellos, diciendo:  -Beban todos ustedes de esta copa, porque esto es mi sangre, con la que se confirma la alianza, sangre que es derramada en favor de muchos para perdón de sus pecados. Pero les digo que no volveré a beber de este producto de la vid, hasta el día en que beba con ustedes el vino nuevo en el reino de mi Padre.” (Mt 26, 25-29)

Oración en el Huerto: “Luego fue Jesús con sus discípulos a un lugar llamado Getsemaní, y les dijo: -Siéntense aquí, mientras yo voy allí a orar.

Y se llevó a Pedro y a los dos hijos de Zebedeo, y comenzó a sentirse muy triste y angustiado. Les dijo: -Siento en mi alma una tristeza de muerte. Quédense ustedes aquí, y permanezcan despiertos conmigo.
Enseguida Jesús se fue un poco más adelante, se inclinó hasta tocar el suelo con la frente, y oró diciendo: «Padre mío, si es posible, líbrame de este trago amargo; pero que no se haga lo que yo quiero, sino lo que quieres tú.»
Luego volvió a donde estaban los discípulos, y los encontró dormidos. Le dijo a Pedro: -¿Ni siquiera una hora pudieron ustedes mantenerse despiertos conmigo? Manténganse despiertos y oren, para que no caigan en tentación. Ustedes tienen buena voluntad, pero son débiles.” (Mt 26, 36-41)